Café Tacuba con Enrique Olvera en Mesamérica 2014 - YouTube

Los 25 minutos del “foodtrack” de Olvera a la música de Café Tacuba

Un poco de Baja California en el DF

NOSTALGIA. Hace cuatro años recibí un mensaje de texto de un amigo de Ensenada donde me avisaba que en la Condesa habían abierto un restaurante con comida de Baja California que debía conocer.

Lo que entonces me sonó a un establecimiento pequeño, hoy ocupa el lugar 26 de la lista de los mejores restaurantes de Latinoamérica elaborada por la revista Restaurant. Se trata de Merotoro, del chef Jair Téllez.

LEE EL TEXTO COMPLETO DANDO CLIC EN EL LINK

En la tierra del maíz

TRADICIÓN. En una de las oportunidades que tuve recientemente de salir de la ciudad fui con dos amigos a comer a Apizaco, Tlaxcala. Me sorprendió que varias personas me cuestionaran por qué había ido “hasta allá” y caí en cuenta que a veces se nos olvida que no sólo en el DF hay buenos lugares y propuestas gastronómicas.

Aprovecho para sugerir que en el próximo puente de mayo visite los alrededores de la ciudad y haga una parada en algún restaurante como al que yo fui hace poco: Evoka.

LEE EL TEXTO COMPLETO DANDO CLIC EN EL LINK

Un bistró casero gourmet

Por casi 30 años viví en el sur de la Ciudad de México, cerca de San Jerónimo y el Pedregal, y las opciones para ir a comer en los alrededores se resumían básicamente en taquerías, pizzerías y algunas otras cadenas. El restaurante Sud 777 trajo vida a la gastronomía de la zona, pero faltaban lugares casuales para comer en días sin ganas de cocinar en casa o para salir con amigos para una plática relajada. Hace poco encontré en Doba Gourmet justo eso.

Su terraza de madera llena de plantas suculentas con aire campirano está en un segundo piso y es poco visible desde fuera. Quizás le cueste trabajo encontrarlo la primera vez, pero tenga la certeza de que como recompensa encontrará un espacio tranquilo y agradable para comer.

LEE EL TEXTO COMPLETO DANDO CLIC EN EL LINK

Berenjenas en el desayuno

Hace dos semanas, mientras tomaba el licuado que marca el comienzo de todas mis mañanas, recibí por correo electrónico el aviso de que Mora Blanca comenzaría a servir desayunos los domingos.
De vez en cuando hay que consentirse, así que ese fin de semana fui a probar su nueva oferta y a celebrar su primer aniversario.

Mora Blanca es un restaurante que he visitado poco, pero me gusta por dos razones principales: es una de las terrazas más bonitas de Polanco y es el espacio donde Daniel Ovadía dejó de lado la cocina mexicana de vanguardia que lo hizo famoso, para retomar las cocciones largas y salsas de la cocina francesa tradicional.

LEE EL TEXTO COMPLETO DANDO CLIC EN EL LINK